jueves, 19 de junio de 2014

¿Qué esperamos del rey Felipe VI?



Los reyes Felipe y Leticia, saludan desde el balcón
Que se ha abierto una nueva etapa en la historia de España, es una realidad incuestionable. Que esta etapa sea una etapa más en este devenir, dependerá no solo del nuevo rey, sino de todos los que conformamos la sociedad y el estado español.
En él recaen la más alta representación, la jefatura de las fuerzas armadas, la impartición de la justicia y, la moderación y arbitraje en el buen funcionamiento de las instituciones.
Hoy en su discurso de proclamación citó unas palabras de Cervantes, puestas en boca de Don Quijote: “Ningún hombre es más que otro, sino hace más que otro”.  Palabras que sin duda encierran el convencimiento de que su rol en la historia, no vendrá dado por una circunstancial ley sino por su comportamiento y ejemplaridad. Palabra esta última que también ha pronunciado como guión de su reinado.
Ahora solo queda que estas manifestaciones se corroboren con gestos y hechos, y que realmente haga una realidad de que en España cabemos todos.
No tiene por delante una labor fácil. La monarquía es un sistema anacrónico que hoy en día carece de una base lógica y racional. Si bien en estos momentos goza de toda la legalidad y por ello le brinda una oportunidad histórica para convencer de sus ventajas.
El rey Felipe VI, jura La Constitución
La situación actual de la economía española, los afanes secesionistas, los abundantes casos de corrupción política, la arbitrariedad de algunas medidas judiciales, las desigualdades sociales, la falta de ejemplaridad y el escaso o nulo afecto a la actual clase política, le presentan un territorio hostil.
Pero es en mares revueltos donde se forjan los buenos marineros.
Si se aferra al timón con decisión, con el rumbo marcado y no le tiemblan ni el pulso ni el ánimo, tiene ante si la ocasión de legitimar popularmente su mandato constitucional.
Es el momento. Ahora sobran las palabras y los discursos. Solo valen los hechos.

3 comentarios:

  1. A falta de pan...buenas son tortas. Cierto que la monarquía es un anacronismo en este siglo XXI y mas cuando ya está tan mezclada con los "plebeyos" :-D que es monarquía aguada. Sin embargo a mi modo de ver ahí tenemos una persona preparada, joven, con carisma estos últimos años. Tiene todas las papeletas para ser un buen Lider, que de eso se trata, pues lo demás es simple y buena gestión.y HONRADEZ todo con mayúsculas.
    Saludos
    Virginia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Tampoco creo en la monarquía como modelo de Estado, pero ya que estamos, dejemos al menos que Felipe VI nos demuestre o no su verdadera capacidad para tan alta responsabilidad.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Hace tiempo que me hice con un libro llamado Caesarem de Nostradamus que pronosticaba la abdicacion del rey Juan Carlos I para el 2014 y que dentro de unos años el nuevo rey Felipe tendría que verselas con un conflicto belico contra la peninsula

    http://www.caesaremnostradamus.com/Lo%20cumplido_archivos/abdicaelreyjuancarlos.htm

    ResponderEliminar