viernes, 17 de enero de 2014

El Gamonal huele mal


Tras los graves disturbios ocasionados en el barrio Gamonal de Burgos, el pasado martes su alcalde Javier Lacalle paralizaba temporalmente las obras. "La convivencia es más importante que 50 obras juntas", decía en una rueda de prensa.
Hoy en una votación realizada por la mañana tras mociones del PSOE, UPyD e IU para paralizar las obras, el pleno del Consistorio ha decidido continuar con las obras. Todo un desafío.

Manifestación en Burgos
El descontento de los vecinos con las obras es evidente. Desconozco el principal motivo. Si es que no les gusta la transformación en bulevar de la vía y la construcción de un aparcamiento subterráneo, cuyas plazas parece ser costarán en el entorno de 19.000 euros. Un poco caras si parecen, si las mismas son en usufructo durante 40 años. Tampoco sé si el motivo de las protestas es la adjudicación del proyecto y dirección de obra a un empresario, Antonio M. Méndez Pozo, a pesar de que sus actividades ilícitas le llevaron a la cárcel en los años 90, por un caso de corrupción. Alguien que parece ser considerado como una persona próxima al ex presidente José María Aznar.  Y a quien sus antecedentes penales no le impiden ser adjudicatario en el Ayuntamiento de Burgos, su plaza por excelencia.

Manifestación en Madrid
Al parecer la adjudicación de la construcción, a una UTE de dos empresas afines al citado, está bajo sospechas. Es una oferta más cara que la media, pero al dar un peso de 40 puntos sobre 100 a la llamada oferta técnica, que se valora de forma subjetiva, el factor económico pierde relevancia. Algo que va en contra del criterio actual -dada la crisis que vivimos- de las AA.PP. que están adjudicando a las ofertas más bajas no temerarias o en su caso con ponderación de no más de 20 ó 30 puntos a las ofertas técnicas, para evitar discrecionalidad en los contratos públicos.
El descontento y la respuesta vecinal han sido manifiestos. Todos los medios se han hecho eco de ello, sobre todo por la proliferación de actos violentos. Actos que todos sabemos son provocados por personas ajenas al motivo principal y cuyo verdadero fin desconocemos. La violencia engendra violencia y una pequeña escaramuza "precocinada" puede terminar en una batalla campal.


Acciones violentas en Burgos
También hay que decir, que la violencia no es solo física. Hay otras muchas maneras de ejercer violencia sin daños físicos y/o materiales. Es "la violencia tramoyista". Aquella que se provoca mediante injusticias, arrogancias y desprecios.
Las declaraciones de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no han podido ser mas acertadas, “Condeno los atentados de Burgos”. Y es que algunas cosas son verdaderos atentados a la convivencia y a la paz social.

El interés de algunos medios, en enfatizar la violencia material, física u ´ortodoxa´, callando esa otra violencia y de donde proviene, ha llevado incluso a difundir imágenes falsas de los acontecimientos. Así, Euronews transmitió unas imágenes de coches calcinados que no tenían nada que ver. Algo que en un principio se imputó a la agencia EFE, pero que según alguna declaración, había intercambiado TVE vía Eurovisión.
En fin, todo un poco raro. El Gamonal, huele mal. Fatal

Nota: En la tarde de hoy, el acalde ha anunciado la paralización definitiva de las obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario